Despertar el interés por la lectura

Este niño no me lee.

¿Por qué es bueno leer?

            Aprender a leer es conseguir la llave para entrar en un mundo nuevo. Proporciona una alegre sensación de poder y libertad.
            Hay una comunicación misteriosa entre los lectores que acaba atrayendo a los escépticos.
            Televisión = Menor esfuerzo, imágenes ya descodificadas. No importa que lo que veamos no sea muy bueno porque no hacemos un gran esfuerzo al verlo.
            Lectura = Mayor esfuerzo. Imágenes codificadas. Más vale que lo que leamos sea chulo, sino, el esfuerzo no vale la pena.
           
Leer es el medio más eficaz de adueñarse del lenguaje y necesitamos adueñarnos del lenguaje porque:

            -Nuestra inteligencia es lingüística.
            -El fondo de nuestra cultura es lingüístico.
            -Nuestra convivencia es lingüística.
           
            Adueñarse del lenguaje es necesario para el desarrollo de la inteligencia, la plenitud afectiva de nuestras relaciones y la dignidad de nuestra convivencia.

El gusto por la lectura tiene muchos beneficios, en los niños especialmente, ayuda a despertar la imaginación y creatividad que en la vida adulta lo ayudará encarar los problemas con una mejor actitud y buscando varias alternativas para solucionarlos.

Un niño que lee, en general es más independiente intelectualmente que uno que solo ve televisión. La televisión con sus imágenes, presenta una versión de la realidad, el libro al no presentar imágenes, deja la mente libre para imaginar y sobre todo cuestionar.

Terminar de leer un libro representa un esfuerzo realizado. El esfuerzo brinda la satisfacción de haber dominado algo difícil, incrementando la autoconfianza del niño.

            La lectura es esencial para lograr un dominio del lenguaje, al dominar el lenguaje el niño puede expresarse mejor, transmitir sus sentimientos y necesidades e interactuar más fácilmente con otras personas y situaciones.
La lectura de un buen libro, puede ayudar al niño a comprender las relaciones entre las personas y comprenderse el mismo.

            Además, leer disminuye el estrés, oxigena el cuerpo y genera paz, desarrolla la memoria, relaja la musculatura, estimula la visión, aumenta el vocabulario…


¿Cómo hacemos que a los niños les guste la lectura?

            Sin prisa pero sin pausa, de manera natural. Cultivemos la lectura como algo gratuito sobre el que no cabe que exijamos nada.

Entusiasmo al contar historias o hablar de Libros.
           
            Afecto en los momentos dedicados a la lectura.
           
            Respeto por sus gustos. NO imponer, invitar. La lectura es una opción personal a la que se acude en libertad.
           
            Comentar las lecturas con ellos.
           
            Bibliotecas, librerías como algo habitual.
           
            Al loro en el género que más les puede gustar.
           
            ¡Cómic! Grandes aliados por su facilidad y su gran número de ilustraciones. Romper el tópico de que el cómic es una lectura menor.

            ¡Cuidado con los clásicos! Julio Verne no es lo mejor para iniciar en la lectura a los niños de hoy en día.
           
            Acompañarlos en sus lecturas, compartirlas con ellos.

¿Qué no debemos hacer nunca?

Querer que lean por encima de todas las cosas.

Imponer la lectura como Obligación.
           
            Valorar las obras por su utilidad: "Ese no que es una tontería".

            Ellos tienen que descubrir sus propios caminos.
           
            Enfrentar el libro a otras alternativas. ¡Ojo con el ordenador y los videojuegos! No son enemigos del libro.
           
            Empeñarnos en que lean lo que a nosotros nos gustó.
           
            Abandonar los ratos de lectura conjunta cuando aprenden a leer.

Las nuevas tecnologías como aliadas.

Internet. Leer de este modo nos permite hacerlo de manera más fragmentaria y menos lineal. Pero al fin y al cabo es leer y TODO lo que sea leer es bueno y enlazará unas y otras formas de hacerlo.
           
            Podemos bichear las páginas de sus autores o libros favoritos.

Sitios web con recomendaciones sobre lectura.

Investigar sobre temas que les apasione.
           
            Acompañarle y marcarle pautas.
           
            Internet y lectura son formas de ocio complementarias. El cine, los videojuegos, etc. son por maneras diferentes de contarnos historias. No las despreciemos, usémoslas para unir esto y los libros.

Películas que llevan a libros / Novelas en las que encontramos ambientes que aparecen en los videojuegos.



Autora: María Gómez de Aranda Soto


No hay comentarios:

Publicar un comentario